Blockchain es una de esas tecnologías que surge cada cierto tiempo, como moda transitoria, pero que puede terminar olvidada, o no. Entonces, ¿va a cambiar el mundo o está destinada a convertirse en un gran fiasco?

En opinión de DXC Technology, la respuesta está a medio camino. No creemos que Blockchain vaya a conquistar el mundo. Y no, tampoco nos parece que sea una moda transitoria. Mantenemos la firme convicción de que esta tecnología va a mejorar el mundo, sobre todo en el ámbito de las administraciones públicas y los negocios, ya que impulsa la confianza y la transparencia de las operaciones digitales.

Si bien aún es muy pronto, en nuestra opinión, Blockchain se convertirá al final en una parte habitual de las nuevas aplicaciones empresariales, que impliquen transacciones y flujos de datos. Tal vez participe en el 15% de los nuevos procesos de negocio, tal vez en el 20%, pero lo que sí es cierto es que hará que las aplicaciones sean más inteligentes, más económicas y más eficientes.

¿Qué ventajas puede reportar Blockchain?

Para los directivos que traten de adivinar si Blockchain puede añadir valor a sus negocios o no, es clave que entiendan que ésta es una tecnología que propicia la rápida y eficiente verificación y validación de los datos transaccionales. En el mundo actual, cada vez más digital, existen oportunidades para aplicar esta tecnología a procesos de negocio específicos prácticamente en todos los sectores.

La mejor forma para determinar si puede tener un papel clave en su organización es identificar áreas que de fricción entre comunicaciones o interacciones de datos; espacios en los que participen múltiples partes, internas o externas, y deban integrarse, verificarse y compartirse diferentes informaciones, para crear una red o un ecosistema de confianza.

Imaginemos, por ejemplo, una aseguradora que está definiendo la carga de grandes buques portacontendores, que viajan alrededor del mundo, pasando de aguas relativamente seguras a otras donde digamos que la piratería no es un fenómeno aislado. Pues bien, gracias a Blockchain,, las empresas de seguros pueden reunir datos con rapidez y precisión, y fijar las primas en consecuencia.

Lo mismo sucede con los datos de siniestros que puedan obtener información de múltiples fuentes. Con Blockchain, todos estos datos se actualizan, se sincronizan y se verifican en un flujo de trabajo al que pueden acceder todas las partes.

O pensemos en una gran empresa estructurada en múltiples unidades de negocio, cada una con una planificación de recursos empresariales distinta y diferentes sistemas financieros back-end. La tecnología Blockchain permite que la organización cree sistemas globales de conciliación y auditoría de datos, que sean de confianza y se verifiquen en todos los niveles de la empresa. De esta forma, se mejora la transparencia y el acceso a datos corporativos y se permite que la empresa tome decisiones de negocio mejor fundamentadas.

Por dónde empezar con Blockchain

El mercado de Blockchain evoluciona de la misma forma que el de la informática en la nube. Existen múltiples proveedores que ofrecen soluciones para empresas. Y, al igual que la mayoría de las organizaciones que están adoptando en la actualidad un enfoque multicloud,, es probable que las empresas acaben por trabajar con más de un partner que ofrezca servicios de Blokchain.

Es hora de que los directivos empiecen a plantearse qué procesos de negocio podrían beneficiarse de la tecnología Blockchain y a reunirse con asesores tecnológicos experimentados que puedan darles pautas, sobre cómo afrontar la revolución de esta tecnología de forma óptima.