La forma en la que trabajan las empresas y se relacionan con sus clientes, empleados y partners en la actualidad está cambiando a pasos agigantados impulsada por la innovación tecnológica. Una de las empresas que ha sabido abrazar el concepto de transformación digital para mejorar su actividad y diferenciarse de su competencia es Ferrovial.

La empresa del Ibex 35 es uno de los grandes operadores globales de infraestructuras y servicios, con presencia en más de 15 países, más de 95.000 empleados y cuatro divisiones de negocio (Aeropuertos, Autopistas, Construcción y Servicios). En la compañía, especializada en el desarrollo y ejecución de obra civil en cualquier tipo de entorno y lugar, tienen claro que la tecnología es un elemento diferenciador, pero también de valor añadido. De ahí su apuesta por la innovación, algo que dejó claro su CIO, Esther Málaga, en el transcurso del evento Digital Transformation Journey, organizado por DXC Technology en Madrid el pasado mes de junio. “Si bien no somos una empresa de innovación y no nos dedicamos específicamente a ésta, sí somos una empresa muy innovadora, está en nuestro ADN”, refrendó ante los presentes.

Esta filosofía es la que ha llevado a la compañía a acometer toda una transformación digital desde una doble vertiente: como una necesidad y como una intención. “¿Por qué? Porque nos gusta innovar”, destacó Esther Málaga. “En los procesos de backend y de sistemas legacy, por ejemplo —precisó—, implantando tecnologías como la robótica o machine learning; y en la capa más cercana del negocio, introduciendo tecnologías disruptivas que permiten a Ferrovial llevar las conversaciones y la operación a otro lugar”.

En este sentido, el uso de drones equipados con cámaras potentes y asistidos por un software de BIM para disponer de una información muy precisa y exacta en un tiempo menor en las obras civiles que acomete, el uso de impresoras 3D de las obras a realizar — “lo que hace que la conversación que tiene lugar con el cliente sea totalmente diferente”, apostilló la CIO de la compañía—, o el uso de algoritmos de big data para tener tarificación dinámica de verdad en las autopistas americanas son un claro ejemplo de la innovación que la compañía está llevando a cabo, resultado de esta estrategia de transformación digital.

Objetivo: adaptarse a las demandas de un usuario cada vez más digital

El reto del área de TI es claro: adaptarse a las necesidades de sus usuarios, darles lo que requieren en cada momento y situación sabiendo que cada vez conocen más y mejor el uso de la tecnología, que se conectan donde quieren y desde donde quieren, sin que eso suponga estar o no en la oficina. “Los empleados ya no sólo quieren utilizar el ordenador corporativo, quieren su propio dispositivo (bring your own device) y, es más, cuando quieren una aplicación se la descargan gratuitamente y la usan. Tenemos que entender que ésta es la exigencia de nuestro usuario. Y tenemos que competir con la necesidad real de nuestros usuarios y de nuestros negocios, de ser totalmente ágiles y flexibles e innovadores”.

Málaga lo tiene cristalino: “Los de tecnología no somos propietarios de la tecnología. Nuestros negocios ya saben mucho de tecnología y, sobre todo en estos temas más ligados a la innovación siempre intentamos ir de la mano con ellos desde el principio, generando las ideas de forma conjunta”.

Málaga fue nombrada CIO del grupo en enero de 2018. En apenas unos meses logró organizar a su equipo bajo este mantra de transformación digital. “Me dediqué a hablar con mi equipo y con nuestros usuarios para ver en qué podíamos mejorar. También hablé con partners y expertos de diferentes temas para intentar tener una foto muy clara de dónde estábamos, de cuáles eran nuestros puntos de mejora y cómo debíamos organizarnos para el futuro. Así formulamos el diagnóstico de lo que tenemos que ser: más ágiles, más flexibles y más innovadores. Y por todas estas razones, dijimos: vamos a cambiarlo todo”.

¿La solución? Recurrir a partners, que no proveedores. Y de calidad. Y cuanto mejores, más provechosos. “De verdad creo en la gestión de mis equipos, pero no sólo mis equipos los que se apellidan Ferrovial, sino también mis equipos que se apellidan Telefónica, IBM y, por supuesto, DXC Technology”, apuntó la portavoz. “Lo que necesito es que cuando a mí me pasen cosas, cuando se produzcan errores en la operación de IT, puedas coger el teléfono y que alguien se ocupe con proactividad. Que entienda el ecosistema en el que está Ferrovial para que, de verdad y entre todos, seamos capaces de llevar adelante las buenísimas ideas de nuestros partners. En resumen, un partner que vaya por delante de nosotros, lo que nos permite que podamos implantar innovación de una forma sencilla en nuestro día a día”.