¿De dónde les viene la inspiración a los líderes de una empresa para lograr que su negocio digital sea exitoso? ¿Ayudan los compañeros para conseguirlo? ¿Se puede encontrar la fórmula en Internet o en libros? ¿O tal vez se trate de una combinación de estos tres elementos? Eso es lo que vamos a dilucidar a continuación.

Ahora, ¿dónde se inspiran? ¿De qué manera adquieren las nociones suficientes para impulsar la innovación de las empresas que dirigen? Durante el año, está claro: les basta con echar un vistazo a su alrededor, analizar su entorno… y adoptar aquellas tecnologías que consideren más adecuadas para sus empresas.

Pero ¿y si se encuentran de vacaciones? Puede que aprovechen el tiempo para recargar pilas, que no está nada mal, pero también se trata de una oportunidad para pensar nuevas formas de trabajar, y con total claridad. En este sentido, Gartner considera que muchos líderes empresariales exitosos utilizan este tiempo de manera efectiva para probar nuevas tecnologías, organizar eventos de formación de equipos o, simplemente, para aprender de los demás.

Y es que el verano es el periodo de tiempo ideal para no sólo llenar posibles huecos de las vacaciones de verano, sino que representa una oportunidad muy real para cambiar la manera en que las empresas hacen las cosas. Sirva como ejemplo lo que recomienda Richard Branson a los emprendedores, que es leer una serie de libros imprescindibles. Entre ellos, 1984, de George Orwell.

En definitiva, no se trata sólo de llenar el tiempo de vacaciones con actividades ligeras relacionadas con el trabajo, sino que también representa una oportunidad muy real para cambiar la forma en que se hacen las cosas. Como ejemplo, Satya Nadella, CEO de Microsoft, cambió el espíritu, lema y cultura de la compañía después de leer Mindset, de Carole Dweck; un libro que profundiza en lo necesario para pasar de una mentalidad fija a otra mucho más flexible y adaptable.

No sólo se descansa en verano

Así, no son pocos los líderes empresariales que aprovechan el verano para mantenerse al tanto de las últimas tendencias, obtener nuevas ideas y cómo implementarlas cuando regresen al trabajo diario.

¿De qué manera?

  • De persona a persona: aprendiendo de los compañeros, de aquellos líderes empresariales que se mantienen al tanto de las últimas tendencias en la temporada de verano, hasta qué punto deben escuchar y aprender de expertos ajenos a su negocio y qué libros deberían leer.
  • ¿De qué tendencias claves de la industria tienen que estar al tanto? ¿Con quiénes podrían colaborar? ¿Qué fuentes de información deberían usar? ¿Cómo se mantienen al tanto de lo que está de moda y de lo que no lo está? ¿Qué fuentes de información tienen que usar?
  • Hacer realidad la innovación: ¿de qué manera aplicar lo que han aprendido esos líderes en sus negocios? ¿Con quién se necesita colaborar?

En consecuencia, no se trata de trabajar durante las vacaciones, sino de aprovechar los tiempos muertos para pensar en nuevos modelos e iniciativas. Y la mejor manera de hacerlo es a través de la lectura, que es ocio y trabajo a la vez.