¿Sus clientes acceden a sus datos de manera segura? ¿Pueden compartir información sin su permiso? ¿Ha contemplado los riesgos de seguridad relacionados con los datos e información que maneja? Preguntas que están sobre la mesa y que han de quedar contestadas antes de la entrada en vigor del nuevo GDPR. Aunque, ¿por qué no ir más allá de dicha normativa? Si quiere saber cómo, nosotros le damos las claves para lograrlo.

La fecha está ahí: mayo de 2018. Será cuando el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (GDPR en sus siglas en inglés) entre en vigor. Una nueva normativa que tiene un mandamiento por encima de todo: la seguridad de los datos e información que manejan las empresas acerca de sus clientes, trabajadores, etcétera.

Una normativa necesaria, y unificadora. Necesaria porque viene a paliar muchas de las lagunas que existen en la actualidad en lo que al tratamiento y manejo de datos e información se refiere.

  • Cómo acceden los clientes a sus datos, si pueden moverlos o borrarlos de manera sencilla si así lo desean.
  • De qué manera las empresas otorgan permisos a sus clientes para compartir información personal antes de que dicha información y perfiles de compras puedan ser compartidos por terceros.
  • Si se tienen en cuenta los riesgos relacionados con la seguridad de datos e información personales, así como su protección frente a piratas informáticos, Así, cualquier pérdida relacionada con aquellos debe ser puesta en conocimiento de las autoridades de forma inmediata antes de que se produzca cualquier infracción.

Ejemplos que vienen a resaltar la importancia de una normativa como el GDPR, cuya fecha límite para su cumplimiento es el 25 de mayo de 2018. Y más vale que las empresas que aún no se hayan adaptado a sus requerimientos, lo hagan a la mayor brevedad posible. Entre otras muchas razones, para evitar multas del 4% de sus ingresos anuales o de 20 millones de euros, lo que sea mayor.

Pero, ¿por qué quedarse en la mera adaptación a dicha normativa cuando se puede ir más allá de la misma? Porque:

  • ¿Sabía que el 40% de todos los datos están duplicados o no son esenciales para la empresa?
  • ¿El 50% de las empresas afectadas por el GDPR no estará en condiciones de cumplir con dicha normativa en mayo de 2018?
  • ¿El 77% de las empresas planea gastar al menos 1 millón de euros para cumplir con lo dispuesto en su articulado?

En consecuencia, ir más allá del GDPR supone una oportunidad de mejora para la empresa, y en muchos aspectos, en las relaciones con sus clientes a la hora de administrar sus datos en información…

Pero también supone una mejora en cuanto a generar mayor confianza con los clientes. No en vano, la empresa que sea capaz de mantener seguros los datos de sus clientes tendrá mucho ganado con respecto a la competencia. ¿Cómo aumentar su confianza y lealtad? Muy sencillo: demostrando mayor compromiso con ellos.

E ir más allá del GDPR supone otra gran oportunidad para la empresa en lo que a la mejora de la administración de sus datos se refiere. Por ejemplo, para eliminar los silos fragmentados y las políticas de governance, que no es poco. O para usar esa información para análisis, gestión del conocimiento y nuevas estrategias comerciales.

Pero también es una oportunidad para cambiar la forma de hacer negocios. Porque ya no basta con la nueva tecnología. Hay que ir un paso adelante. Como cambiar los comportamientos de los empleados, sus prácticas de marketing, la gestión de los datos y su transparencia, etcétera.

Y lo más importante de todo: asegurar su empresa, pero de verdad. ¿Cómo? Garantizando políticas y procedimientos de seguridad coherentes, respondiendo rápidamente a las amenazas en toda la empresa.

¿Quiere ir más allá del GDPR? Ya ha visto todo lo que puede conseguir si lo hace. Deje que DXC Technology le ayude a conseguirlo.