De acuerdo con las previsiones de IDC, el mercado de servicios en España experimentará una tasa de crecimiento anual compuesto de 5,5% hasta 2020.

Una de las áreas que mayor crecimiento va a experimentar es la relacionada con los servicios de infraestructura de hosting, que incluyen la gestión de servidores y redes en un centro de datos de un proveedor externo (provisión, gestión y mantenimiento de la infraestructura).

Una de las razones que explican este crecimiento es que las empresas cada vez valoran menos la infraestructura en propiedad. Esto se debe a la dificultad actual de prever las necesidades de capacidad y rendimiento en un contexto económico en constante cambio. A ello hay que sumar que la oferta del mercado de hosting, incluyendo Cloud, es cada vez más maduro y flexible, lo que está acelerando su uso.

Otra de las áreas que está impulsando el crecimiento de este mercado es el desarrollo y mantenimiento de aplicaciones, tanto para uso interno como de cara al cliente. El hecho de que algunas organizaciones se encuentren con limitaciones internas de recursos y tiempo para cumplir con los requisitos de calidad, agilidad y coste está impulsando la externalización de este tipo de servicios. Asimismo, la influencia de los modelos Cloud de Software como servicio (SaaS), apoyado en plataformas PaaS para las personalizaciones, está simplificando el mantenimiento, pero hacen necesario una gestión del cambio.

Por el contrario, el mercado de outsourcing de TI disminuye, con una tasa de crecimiento anual compuesto entre 2016 y 2020 en torno a -5%. Tradicionalmente, este mercado supone la existencia de un acuerdo contractual a largo plazo, en el que un proveedor de servicios asume la responsabilidad de gestionar algunas infraestructuras y operaciones del cliente. Hoy en día estos contratos están experimentando una serie de cambios: su alcance es cada vez menor, con proyectos más pequeños en volumen y tiempo.

En general, las empresas están tomando decisiones tecnológicas y de negocio de manera integrada, y por ello buscan un modelo de partnership que facilite la generación de ingresos, además de mejoras en la eficiencia a través de la estandarización, simplificación, automatización y flexibilidad. Esto está impulsando la tendencia a pasar de un proveedor de tecnología a un proveedor de soluciones orientado a resultados.