Sea por las razones que sean, no deja de crecer el número de alianzas entre empresas del mismo sector o bien de otros. Sobre todo, si de lo que se trata es de transformarse digitalmente. Y son muchos los retos que tienen las empresas por delante. Razón más que suficiente para apostar por las alianzas para conseguir ese propósito.

“En España vamos a ver más alianzas entre sectores”. Quien articula estas palabras sabe de qué va el asunto. Se trata de Isaías Reina, presidente de la Business Agility Corporation (BAC). En dicha asociación están presentes un tercio de las empresas del IBEX y varias de las grandes corporaciones tecnológicas que operan en nuestro país.

¿Cuál es el propósito de estas alianzas? Promover la transformación digital entre las empresas. Isaías Reina no puede ser más explícito: hay empresas que ya llevan 3 años de transformación y que han logrado importantes avances. Otras, todavía, no han pasado de la transformación cultural.

Entonces, ¿cómo se puede potenciar la transformación para que todas las empresas afronten este proceso a la misma velocidad? Mediante alianzas. Y su discurso no puede ser más claro: “Ya no está tan claro eso de ‘Yo estoy en Telco, o retail, o soy una petrolera. Cada vez habrá más alianzas, modelos de negocio que van a cruzar distintos sectores”.

Y es que es ahora o nunca. The Economist no deja lugar a la duda en su último informe: la mayoría de empresas todavía tiene que aprovechar plenamente las nuevas tecnologías digitales. Según una encuesta de aquel medio, muchas empresas aún consideran estas innovaciones como útiles desde un punto de vista operativo. Sin embargo, no creen que sean cruciales para sus estrategias de negocio. Es más, apenas el 10% de las empresas que han tomado parte en el estudio observa las TI como una manera de superar a sus competidores.

De ahí que sea la hora de las alianzas. Sobre todo, contar con aliados tecnológicos que tengan muy claro su papel: ayudar a los clientes en su proceso de digitalización. Y esto sólo se puede hacer partiendo de un modelo de evaluación, participación y Gobierno. Un modelo, en consecuencia, concebido para gestionar de manera eficaz las problemáticas de esos socios de negocio resultantes de una alianza.

Gartner ya lo previó en 2013: el modelo de alianzas es la mejor manera de adaptarse a las continuas y nuevas exigencias del mercado. En uno de sus análisis destacaba la necesidad de las empresas de trabajar con nuevos socios en los ámbitos de la movilidad, los grandes datos, la analítica en la nube y las redes sociales.

Alianzas, en suma. Es el momento, y es ahora. La transformación digital no puede esperar más. Y siempre será mejor afrontarla con la ayuda de quienes más saben, de un socio tecnológico de referencia. Siempre será mejor dejarse guiar por quienes conocen el valor de la tecnología, de lo que es capaz de hacer una solución. En definitiva, ir de la mano de los que realmente conocen el mercado y ponen al alcance de quienes lo deseen todo lo necesario para afrontar una transformación digital con garantías.

Un reto que, como defiende Isaías Reina, alimenta el “espíritu de compartir, de colaborar, de crear comunidades, de contribuir con el crecimiento desde distintos lugares y países. Sólo así se enriquece la tecnología y está a disposición de todos.

De alianzas, en suma.